“Una forma de facilitar el acceso a los medios de pago electrónicos a la población no bancarizada es el prepago, entendido como instrumentos que permiten almacenar fondos en forma previa -ya sea en tarjetas, cuentas de internet, teléfonos móviles o cualquier otro soporte-, y destinados a efectuar transferencias o pagos a terceros conforme a las instrucciones de su titular”.

Estas son algunas de las recomendaciones que la llamada “comisión Transbank”, conformada por los ministerios de Economía, Hacienda y Desarrollo Social, entregó ayer en su informe final.

Las conclusiones se enmarcan dentro de una mesa que no sólo estaba encargada de buscar formas de incrementar el acceso de los sectores desbancarizados al sistema financiero, sino también de encontrar las barreras que dificultaban dicho objetivo. Y, en este punto, desde el principio que el nombre de Transbank fue motivo de polémicas y dichos por parte del titular de Economía, Pablo Longueira.

Sin embargo, la comisión, formada en el marco de la Agenda de Impulso Competitivo, concluyó que “no se observan barreras legales o regulatorias para la entrada de nuevos actores en la afiliación (de comercios, que hoy realiza precisamente Transbank)”.

Eso sí, señala que “actualmente en Chile no hay competidores a Transbank, ni en el mercado de la adquirencia de tarjetas bancarias ni en partes de él. Sin embargo, sí existen en Chile actores con redes instaladas que operan tarjetas de emisores no bancarios o tarjetas bancarias para servicios distintos al procesamiento de pagos por compras, como CajaVecina, Multicaja y GetNet”.

“Ampliar el uso de estas redes instaladas para procesar pagos con tarjetas bancarias, sería una forma efectiva de aumentar la capilaridad hacia sectores con menores niveles de inclusión financiera”, dice el informe.

Las recomendaciones


Respecto a Transbank, la comisión recomienda revisar la normativa para diferenciar el rol de operador, como el de Nexus, y el de adquirencia, como el de Transbank, y permitir además la interconexión de redes.

Según cálculos de la comisión, mientras que en Chile hay 450 POS (terminal de pago de tarjetas) por cada 100.000 habitantes, a nivel mundial el promedio llega a 473 POS. Por ello, señalan que es necesario intensificar el uso de los POS pues “permitiría afiliar comercios en los cuales el nivel de ventas no alcanza a rentabilizar el sistema de tarjetas bancarias (POS de Transbank) y, de esa manera, aumentar el nivel de cobertura”.

Así, “se recomienda que los reguladores, dentro de su revisión de la normativa aplicable, estudien la conveniencia de distinguir claramente los distintos roles involucrados en el lado adquirente de operador y afiliador, y estableciendo requisitos diferenciados, así como de regular adecuadamente los requisitos y condiciones necesarios para una eventual interconexión entre los distintos actores del mercado, de manera de no inhibir la entrada de nuevos operadores o afiliadores al sistema”.

Prepago y móviles


“Dado el bajo nivel de inclusión financiera en algunos sectores de Chile, los pagos móviles se presentan como una alternativa interesante para facilitar la inclusión financiera de dichos sectores”. Esa es una de las recomendaciones que la comisión realizó respecto de las alternativas para incrementar el acceso a medios de pago electrónicos.

No obstante, señala que “la reserva de las actividades de captación al giro bancario se presenta como una barrera regulatoria que restringe el desarrollo del modelo de pagos móviles en base al prepago por parte de entidades no bancarias. Facilitar la implementación de pagos móviles a través de la flexibilización de la normativa atingente al prepago, se ve como un objetivo importante en la incorporación de sectores rurales y de bajos ingresos a los beneficios del sistema financiero”.

Pero, los medios de pagos móviles no son la única alternativa que la comisión presenta con esa complejidad.

Según el informe, “permitir la emisión de tarjetas de prepago por instituciones no bancarias podría estimular el desarrollo de instrumentos que ayudarían en la inclusión financiera, lo que requeriría una modificación a la Ley General de Bancos, que faculte al Banco Central y la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras para establecer regulación prudencial y estándares”.

Por último, la comisión también recomendó privilegiar la modalidad de pago electrónico en la próxima licitación de canales de pago del Instituto de Previsión Social -que se realizará en 2016-, además de potenciar el programa Chile Cuenta.

Fuente:df.cl

Contenidos relacionados: