Ayer publicamos nuestra visión sobre como Google podría intentar una nueva veta de negocios con “Google Bank” en un futuro cercano. Es bueno saber que no somos los únicos que pensamos así, ya que Francisco González, presidente del Banco BBVA, realizó la siguiente declaración en la inauguración del Centro de Innovación del BBVA: “Nuestros verdaderos competidores en el largo plazo no van a ser los bancos. Serán, con algunos cambios, Google, Apple o Facebook. Ni tan siquiera los operadores de telecomunicaciones”, incluso ha afirmado que esto ocurriría a lo más en un plazo de 3 años.

El presidente del BBVA ve claramente cómo estas empresas están manejando todas las transacciones entre personas, conocen bien al cliente, y tienen todos los elementos para poder entrar en su negocio, y por nuestro lado vemos como estas empresas tienen una capacidad de innovar y reinventarse que no ha tenido la banca en los últimos años.

Esta visión de Facebook o Google como los nuevos bancos la comparte el recién nombrado director del MIT Medialab, Joichi Ito: “Hoy el dinero no es más que bits de información. Ellos tienen al cliente, lo ven todos los días, saben lo que hacen, quiénes son sus amigos, y lo que es más importante, tienen capacidad para comprar un banco”, apunta Ito.

Esta visión, aunque pueda parecer un tanto chocante en un primer momento, toma sentido cuando se analizan algunos de los proyectos de estas compañías como puede ser Google Wallet para los pagos a través del móvil, o el sistema de Facebook Credits para comprar juegos, aplicaciones y contenidos dentro de la red social.

Vamos a ver muchas convergencias en estas industrias y aparecerán muchos nuevos jugadores en la banca”, asegura Ito, quien cree que parte de la pérdida de liderazgo en la economía de las empresas tradicionales pasa precisamente por haber dejado a un lado la tecnología.

Las grandes empresas han separado el negocio y las herramientas, que las han dejado en manos de los ingenieros”, afirma el japonés, que opina que este ha sido un gran error que ha hecho que los hombres de negocio se alejen de la creatividad al separar estos dos mundos.

Además, el hecho de que las empresas hayan dejado sus sistemas en manos de paquetes informáticos hechos por terceras compañías, han terminado por alejarles del camino de la innovación y de la búsqueda de nuevos procesos.

Es muy difícil que un banquero puede llegar a convertirse en un ingeniero, pero un ingeniero sí puede llegar a entender cómo funciona el negocio de la banca”, dice para resumir su teoría. Así, Ito defiende que sólo los negocios que sean innovadores, y que apuesten por manejar su negocio con otras herramientas, por experimentar, van a poder sobrevivir en esta nueva economía dominada por la ingeniería.

¿Creen ustedes que la banca tiene que preocuparse por estos nuevos competidores?, nosotros creemos que debieron preocuparse hace ya bastante tiempo y hoy deberían estar reaccionando. Es posible que incluso ya sea demasiado tarde para la gran mayoría de los bancos.

Este artículo está basado en información publicada en lainformacion.com.

Contenidos relacionados: